EN VACACIONES ES BUENO NO HACER NADA ¿SI O NO?

En vacaciones es bueno no hacer nada, ¿a tí qué te parece? Esta es una pregunta que nos planteábamos el otro día en un grupo de amigos. Algunos opinaban que sus vacaciones ideales se las imaginan sin ocupaciones, olvidándose del reloj y dedicando el día únicamente a descansar, sin más.

Otros en cambio no se imaginaban sus vacaciones sin ritmo ni acción. Deseaban llenar su agenda de actividades de todo tipo

En este artículo vamos a intentar reflexionar un poco sobre esta cuestión, para acercarnos a las vacaciones ideales para cada uno según sus preferencias

Nos pasamos la vida pensando en descansar, en desconectar, hacer un cambio de rutinas y tareas que nos permita “cargar las pilas” y retomar nuestras ocupaciones con más fuerza y energía. Planeamos ese descanso con ilusión, miramos las opciones que más nos satisfacen con arreglo a las preferencias propias, de la familia o del grupo de amigos con quienes planeamos compartir esos momentos del ansiado descanso.

A la hora de decidirse, las opciones son múltiples y no es fácil elegir a gusto de todos. Especialmente cuando hay niños y hemos de buscar actividades que les diviertan y donde consigan quemar las energías que les sobran.

1. En vacaciones es bueno no hacer nada ¿tú qué opinas?

¿Eres de los que se sienten nerviosos o molestos cuando no hacen nada? ¿buscas siempre estar en acción para sentir que haces algo productivo? ¿tratas de llenar cada momento de tu día a día con alguna actividad?

Si eres de los que tienen la idea de que no hacer nada es perder el tiempo, te agobiarás pensando en vacaciones de relax y tranquilidad. Hay personas que padecen sensaciones de vacío sin nada que hacer. Tienen mal humor y accesos de irritabilidad. Un síntoma muy significativo es la anhedonia, es decir, la incapacidad para disfrutar de las cosas buenas de la vida.

1.1. En vacaciones es bueno bajar el ritmo 

Si eres de los que soportan mal la inactividad y la interpretas de forma negativa tienes que saber que los expertos recomiendan bajar el ritmo, no solo sobre la mente sino sobre el organismo al completo.

Bajar el ritmo supone que estarás reduciendo la ansiedad en tu vida y tu cerebro y el sistema nervioso en general, lo agradecerá. Al no hacer nada, desconectas,  y estarás conectando con tu interior, escuchando tus emociones y dando opción al pensamiento creativo que cogerá espacio y se activará. Esta parte de la mente no consciente no se activa mientras estamos ocupados en otras tareas.

 

No hacer nada mejora tu salud en general: reduce los niveles de ansiedad, beneficia las funciones cognitivas, nos ayuda a encontrar el equilibrio, nos proporciona serenidad y lucidez, y nos ayuda a disfrutar más del presente y ser conscientes del momento.

Las vacaciones son un momento ideal para aprovechar y desconectar. Ayudarás a serenar tu cuerpo y tu mente no haciendo nada, el modo desconexión te sacará de la trampa que supone la adicción al trabajo.

Para apoyar esta teoría hay quienes sugieren una lectura y una receta: la primera es la lectura del libro de Wayne Oates “Workaholics, haga que la pereza trabaje para usted”, cuyos consejos siguen siendo útiles a dia de hoy. La receta se refiere a la forma de entender la vida a la italiana, el “dolce far niente”: disfrute lo dulce de no hacer nada hoy si quiere poder trabajar y desarrollar su creatividad mañana.

1.2. Actividades para no hacer nada en vacaciones

Algunas de las actividades que le ayudarán a “no hacer nada” son pasear, disfrutar el entorno y el paisaje, sentarse y dejar pasar el tiempo observando a la gente, meditar, respirar de forma pausada, escuchar música relajante, leer un libro, jugar, dibujar…

Frente al aumento de opciones deportivas y lúdicas, algunos portales de Internet dedicados al turismo le han preguntado a sus clientes qué buscan cuando viajan y la respuesta es elocuente: “no hacer nada”.

El fin de semana o las vacaciones ideales para muchas personas siguen basándose en estar cerca de la naturaleza, en lugares seguros y tranquilos, disfrutar con la familia o amigos, poder dar paseos o comer bien…y ya.

Entonces…es bueno no hacer nada?? Plantéate lo importante que es para tu salud el “no hacer nada” en vacaciones. Tu cuerpo y tu cerebro lo agradecerán.

Para más información visita:

 

 

 

 

 

Leave a Comment: